Usted está aquí: Home

Pactos imprescindibles

Publicado en Dossier Opinión
Valora este artículo
(0 votos)

 Por Leopoldo Fernández (*)

 

Cortesía de Diario de Avisos

 

No voy a echar las campanas al vuelo, pero me parece muy aplaudible que en casi dos años los principales partidos españoles, con la lamentable excepción de Izquierda Unida -y la no menos triste abstención de Nueva Canarias-, hayan dejado al margen sus lógicas discrepancias y se hayan puesto de acuerdo en un tema esencial para el país, como es el respaldo al Gobierno en la reunión del Consejo Europeo que hoy mismo se inicia en Bruselas. España no gana con ello posiciones en la dura tarea negociadora que aguarda al presidente Rajoy, pero al menos traslada la sensación de que el jefe del Ejecutivo dispone de una sólida mayoría absoluta -sin parangón en la Europa democrática de ahora mismo-, y además cuenta con el respaldo expreso de las grandes formaciones políticas, lo que indudablemente proyecta una buena imagen del país y de su estabilidad política.

Con los lógicos matices aportados por cada partido, ha sido posible pactar un texto -sobre la base del consensuado entre PP y PSOE- que, en general, colma las aspiraciones de todos en torno a los tres objetivos básicos que van a discutirse estos días en la capital comunitaria: el plan de empleo juvenil, para el que se van a distribuir 6.000 millones de euros (de los que unos 2.000 millones corresponderán a nuestro país), la necesidad de generar crédito para la financiación de las pequeñas y medianas empresas y los autónomos -a fin de propiciar el crecimiento y la consiguiente creación de empleo- y la urgencia de llevar a cabo la unión bancaria europea pactada hace un año y que sigue en el alero por las reticencias alemanas.

La difícil situación económica -y también social y política- española es de sobra conocida en las capitales europeas, lo mismo que aquí sabemos de la necesidad de contar con nuestros socios para que nos ayuden a salir de la crisis. Consciente de ello, Rajoy se ha fortalecido y lleva a Bruselas un mensaje de país más que de partido; mensaje que supone además la ruptura con las solas prácticas de austeridad mantenidas hasta ahora, a las que se va a sumar ya mismo la imprescindible generación de actividad económica para afrontar la recuperación. En todo caso, el amplísimo acuerdo parlamentario del martes debería ser un buen punto de partida para otras iniciativas similares, tal y como reclaman los ciudadanos según revelan las encuestas de opinión pública. Cuestiones como las reformas educativa y de las administraciones, por citar las más polémicas y actuales, reclaman generosidad, concordia y diálogo para llegar a consensos en línea con la mejor defensa de los intereses de todos. Si así se logra, habrá tiempo para alcanzar cotas reformistas más ambiciosas.



 

(*) Periodista. Exdirector del Diario de Avisos y Premio Canarias de Comunicación 2013

 


Contáctenos

  • Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
  • Website: http://www.canariascnnews.com