Usted está aquí: Home

¿Quo vadis, Venezuela?

Publicado en Dossier Opinión
Valora este artículo
(0 votos)

 

Isidoro Sánchez García (*)

 

Eso es lo que quisiéramos saber los amigos de Venezuela. Me da la impresión que sus dirigentes están erráticos, no saben dónde ir, y como bien dice el refranero, en ese caso es mejor que no vayan. Parece que la República se ha equivocado a la hora denavegar por el mar de la democracia, ya que el piloto político ha perdido el rumbo, se le ha roto el timón, y la nave bolivariana ignora cuál es su destino.

 

Más el problema no es de ahora. Lo vengo percibiendo desde 1982, es decir hace más de treinta años, después de asistir  intensamente a una etapa de la vida política de Venezuela, cuando el partido de AD apostó por el doctor Lusinchi como candidato a la presidencia. Incluso llegué a escribirentonces la percepción que tuve de una Venezuela asentada sobre unos cimientos de cristal, donde la estructura del “edificio social “corría el riesgo de tambalearse  por razones económicas, principalmente por el petróleo.

 

Hacía poco más de un año que había conocido a Rómulo Betancourt, senador vitalicio y presidente de la República de Venezuela. Fue en 1981 con ocasión de su viaje a La Orotava,  cuando el ayuntamiento le invitó, por sugerencia de los vecinos del Farrobo a participar en el tercer centenario de la parroquia de San Juan, en la Villa de Arriba, donde había nacido su padre. Tuve la oportunidad de profundizar enel conocimiento dela historia de los canarios emigrados a Venezuela y me comentó también el Pacto de Punto Fijo, cuando participó en 1958 con Jóvito Villaba (URD) y Rafael Caldera (Copei), en la instauración del sistema democrático después de la dictadura de Pérez Jiménez. Me contólos problemas que tuvo con el ejército venezolano cuando insistió en la prevalencia política dela sociedad civil en los temas de estado. Pudeapreciarasimismo la importancia en Venezuela de recursos como la naturaleza, protegida a través de figuras emblemáticas como los Parques Nacionales, entrelos que destacó Canaima. Me habló del in-Fidel Castro, cuando la revolución de 1959 en Cuba.

 

Luego, por diferentes circunstancias, conocí a presidentes como Jaime Lusinchi, Luis Herrera y Carlos Andrés Pérez, en Miraflores; a Rafael Caldera en su residencia caraqueña, y a Hugo Chávez,en Bruselas,cuando se acercó a principios del siglo XXI, a intentar explicar su revolución bolivariana en la década de 1990. Sin embargo algunos europeos afincados en tierras de Bolívar, se habían quejado ante algunos eurodiputados liberales del caminar político bolivariano, ya que entendían recortaba sus derechos y libertades.Me di cuenta entonces que algo fallaba a la hora de cumplir con la nueva Constitución venezolana.Visto lo visto en estos días en tierras bolivarianas,me pregunto quince años después, con Nicolás Maduro en la presidencia: ¿Adónde vas, Venezuela?

 

 ¡Qué diría Francisco de Miranda!

 

 

(*) Ex Viceconsejero de Relaciones Institucionales del Gobierno de Canarias y ex eurodiputado canario.

 

 


Contáctenos

  • Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
  • Website: http://www.canariascnnews.com