Usted está aquí: HomeESPECIALESInnovadores“El COITITF ha sido uno de los principales impulsores de las titulaciones de Ingeniería Técnica Industrial y de los grados de Ingeniería de la rama industrial en la ULL"

“El COITITF ha sido uno de los principales impulsores de las titulaciones de Ingeniería Técnica Industrial y de los grados de Ingeniería de la rama industrial en la ULL" Destacado

Publicado en Innovadores
Valora este artículo
(12 votos)
Germán Carlos González Rodríguez (segundo por la derecha) en una foto junto al decano del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales de Santa Cruz de Tenerife (COITITF), Antonio Miguel Rodríguez (izquierda) y una nutrida representación de colegiados en el acto de entrega de diplomas y orlas de reconocimiento a los nuevos titulados en las carreras de Ingeniería Electrónica, Industrial y Automática y a los alumnos que concluyeron su formación en Ingeniería Mecánica y Química Industrial durante el curso 2015. Germán Carlos González Rodríguez (segundo por la derecha) en una foto junto al decano del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales de Santa Cruz de Tenerife (COITITF), Antonio Miguel Rodríguez (izquierda) y una nutrida representación de colegiados en el acto de entrega de diplomas y orlas de reconocimiento a los nuevos titulados en las carreras de Ingeniería Electrónica, Industrial y Automática y a los alumnos que concluyeron su formación en Ingeniería Mecánica y Química Industrial durante el curso 2015.

 

 

 

Las empresas y las instituciones públicas están exigiendo mano de obra altamente cualificada en el mercado. Y aquellas que lideran esta cuarta revolución industrial piden a gritos talento y profesionales bien formados. Es el caso del ingeniero técnico Industrial Germán Carlos González, quien por su condición de Jefe de la Sección de Lavandería Centralizada del Servicio Canario de Salud tiene mucho que decir al respecto. Contundente y con admirable sinceridad, Germán Carlos considera que Canarias tiene que aprovechar sus hechos diferenciales para utilizarlos como ventajas en un sector industrial que debería renovar sus estrategias para ser más competitivo superando las dificultades derivadas de su condición de Región Ultraperiférica y que la sitúa en una posición de desventaja con respecto a aquellas industrias situadas en el territorio continental. En su opinión, es absolutamente necesario diversificar la industria canaria y aumentar el sentido de la innovación y la profesionalidad.

 

 

 

CanariasCNNews

 

 

- ¿Cómo llegó al mundo de la ingeniería técnica industrial?

 

- Mi relación con esta profesión viene desde la infancia, pues mi padre es perito industrial, trabajaba en UNELCO, pero además proyectaba y lo hacía en casa, en La Cruz Santa, por lo que desde niño lo vi horas y horas tras la mesa de dibujo, o haciendo copias de planos en una máquina de amoniaco, escribiendo Memorias o resolviendo consultas de electricistas. Pronto comencé ayudarle sacando copias de planos, cortándolos y encuadernarlos, y también empecé a acompañarlo a las obras a medir y a tomar notas. Mi padre sobre todo proyectaba pequeñas actividades industriales en el Norte de Tenerife, por lo que mis primeros contactos con los centros productivos también fueron desde muy joven.

La referencia de mi padre ha sido, sigue siendo, muy importante en mi vida profesional, pues con él aprendí que la profesión consiste en resolver de la mejor manera posible la implantación y la explotación de una actividad en un entorno determinado, que no siempre es el más adecuado, pero es aquel que el industrial dispone. Por ello quienes recurren a los ingenieros técnicos industriales lo hacen no sólo buscando alguien que les abra las puertas de las autorizaciones administrativas, sino que además le va a proponer soluciones eficientes y seguras.

 

 

- Usted ha trabajado en campos tan diversos como los estudios de ingeniería, oficinas técnicas municipales, responsabilidades en el ámbito hospitalario y en departamentos de producción de actividades industriales. ¿Cómo ha conseguido tanta versatilidad?

 

- Creo que la versatilidad me la ha proporcionado la Ingeniería Técnica Industrial, pues esta profesión nos forma para ser capaces de afrontar problemas técnicos que no tienen condiciones de partida ideales, y en los que es necesario conocer todo lo que el mercado nos ofrece, para aportar una solución que viene determinada por unos antecedentes y unas circunstancias.

Mi objetivo siempre ha sido ser un buen profesional, y de ahí que no me haya conformado nunca. He querido estar preparado para dar respuestas a la altura de las situaciones que se me planteaban. Pero mi entrega a esta causa también me ha generado frustraciones, pues no es fácil encajar que aunque lo hayas dado todo y tu propuesta tenga el rigor necesario, las opciones elegidas sean aquellas que han utilizado caminos distintos a los que la profesionalidad prescribe.

Por otro lado, haber sido autónomo, asalariado en empresas privadas y empleado público me ha dado la oportunidad de confirmar que los sistemas los hacen buenos los individuos, pues los primeros por sí mismos no son una garantía de funcionamiento. De ahí la importancia de buscar profesionales adecuados al objetivo.

Mi mayor reto profesional sin duda alguna, ha sido mi participación en la optimización de la Lavandería Centralizada del Servicio Canario de la Salud. Una industria, que estuvo a punto de cerrar sus puertas hace cuatro años, y que afortunadamente hoy, aumentando su productividad un 30%, permite que sigamos trabajamos en ella noventa personas, para servir a aquellos a los que su salud les obliga a pasar unos días en alguno de los dos grandes Hospitales de nuestra isla.

 

 

“Tener capacidad para gestionar sistemas críticos diversos, saber identificar prioridades, y disponer actitud de servicio, son las características esenciales de un ingeniero hospitalario, y posiblemente no tenga el mercado laboral otro profesional más adecuado que el ingeniero técnico industrial para ello”, asegura Germán Carlos González.

 

         

- De acuerdo a su experiencia,¿qué papel juega la especialización de un ingeniero técnico industrial en el ámbito del mantenimiento hospitalario?

 

 

- En el mantenimiento hospitalario el ingeniero técnico industrial ha aportado fundamentalmente capacidad para realizar gestiones técnicas planificadas. El mantenimiento es un proceso que es necesario controlar exhaustivamente para hacerlo eficiente y seguro, y especialmente dentro de los hospitales, pues tiene repercusión sobre personas cuya sensibilidad y condiciones físicas por su enfermedad, son muy diferentes al resto de la población.

 

 

Tener capacidad para gestionar sistemas críticos diversos, saber identificar prioridades, y disponer actitud de servicio, son las características esenciales de un ingeniero hospitalario, y posiblemente no tenga el mercado laboral otro profesional más adecuado que el ingeniero técnico industrial para ello.

 

 

 

- ¿Cómo aplica sus conocimientos de ingeniero técnico industrial en el desempeño de su responsabilidad al frente de la Sección de La Lavandería Centralizada del Servicio Canario de la Salud?

 

- Nuestro proceso está basado en un sistema retroalimentado, pues la demanda diaria difiere cada día, y ello condiciona la programación del lavado. De ahí que estemos obligados a planificar cada turno con precisión para evitar colapsos, pues éstos reducen la velocidad de procesamiento.

Buscar el ritmo adecuado para lograr la programación de entregas de ropa prevista, gastando el menor combustible es otro de nuestros retos diarios.

Que la maquinaria de producción tenga niveles de disponibilidad máximos para tener siempre la mayor capacidad productiva, nos exige a los responsables del centro, dedicar mucho tiempo a la planificación de intervenciones, a valorar opciones diferentes y adoptar soluciones que combinen la eficacia en la respuesta para evitar pérdidas productivas, la seguridad en las operaciones y la optimización de los recursos.

Por otro lado, quisiera destacar la función que tenemos como ingenieros en los centros productivos en la gestión de grupos de trabajo. Nuestro centro tiene noventa trabajadores, que desarrollan sus funciones en un entorno industrial duro, con temperaturas altas, nivel de ruido considerable, operaciones muy repetitivas y movilidad reducida, por lo que es necesario estudiar sistemas de organización de los recursos humanos  con rotaciones de puestos efectivas para la producción, pero que a la vez que contemplen la afecciones a largo plazo en los trabajadores.

Las fábricas intensivas como la nuestra, exigen responsables con capacidad para motivar al recurso más importante que tienen las mismas, las personas. Así las organizaciones  marcan la diferencia por el conocimiento y voluntad de sus miembros, y esto se consigue cuando los que las conducen buscan el éxito en el crecimiento profesional de todos los componentes del sistema.

 

 

Profesor asociado del Departamento de Ingeniería de Sistemas y Automática y Arquitectura y Tecnología de Computadores de la ULL, el ingeniero técnico industrial, Germán Carlos González (derecha), fue uno de los profesores homenajeados durante la entrega de diplomas y orlas de reconocimiento a los nuevos titulados en las carreras de Ingeniería Electrónica, Industrial y Automática y a los alumnos que concluyeron su formación en Ingeniería Mecánica y Química Industrial durante el curso 2015.

 

 

- ¿Cómo calificaría las empresas y las administraciones canarias en materia de mantenimiento integral? ¿Cuentan con suficientes ingenieros técnicos industriales en sus plantillas?¿En qué momento debería una compañía contar con los servicios de este tipo de profesional?

 

- Distinguiría claramente la situación de la empresa privada respecto a la administración pública, por lo menos en los aspectos que yo conozco. Mientras la empresa privada cada día tiene más claro que la calidad de la vida útil de sus elementos productivos viene determinada por una buena gestión en el mantenimiento de sus recursos para explotarlos siempre con eficiencia, la administración pública vive, más bien incluso se desvive, para la implantación de sistemas, pero olvida que de nada sirve invertir en el mejor recurso si luego no sabes explotarlo, ni mantenerlo.

En los centros productivos privados los responsables del mantenimiento juegan un papel importante en las direcciones operativas de los mismos, mientras que en los públicos su nivel de influencia es muy pequeño.

 

 

- Usted también ha ejercido como Profesor Asociado del Departamento de Ingeniería Informática y de Sistemas de la Universidad de la Laguna. ¿Nos puede contar que ha significado para usted esta experiencia? ¿Cómo valora el apoyo que ofrece el Colegio a la Universidad?

 

- Si antes comenté que el reto más importante al que me había enfrentado en mi trayectoria profesional ha sido la gestión para optimizar la Lavandería en la que actualmente trabajo, en cambio, la experiencia más bonita y que mayores satisfacciones me ha dado, ha sido mi etapa en la Universidad. Fueron trece años magníficos, pues vivir de cerca la ilusión de aquellos que se inician en una profesión, me ha permitido no olvidar la importancia de los valores profesionales: rigor, capacidad de esfuerzo, apuesta por la mejora continua…

Tengo que reconocer que me emociono cuando coincido con algún antiguo alumno en algún trabajo y les veo desenvolverse tan bien. Sin duda, la felicidad que produce el haber participado en el crecimiento profesional de una persona es de las mejores recompensas que uno tiene en su vida laboral.

El Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales de Santa Cruz de Tenerife ha sido uno de los principales impulsores de las titulaciones de Ingeniería Técnica Industrial y actualmente de los grados de Ingeniería de la rama industrial en la Universidad de la Laguna. La vinculación del Colegio con la Universidad ha sido importante, tanto por las ayudas económicas para la adquisición de equipamiento, por la organización de actividades como los Premios Proyecto Fin de Carrera “María Jesús Marrero” o las Jornadas de la Ingeniería Técnica Industrial en la ULL, como por la participación en el diseño de dichas titulaciones.

 

 

De izquierda a derecha, Germán Carlos González, Antonio Miguel Rodríguez, decano del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales de Santa Cruz de Tenerife, el director de la ESIT, Leopoldo Acosta Sánchez y el vicerrector de investigación de la ULL, Francisco Almeida Rodríguez.

 

 

- ¿Cómo valora en la actualidad la situación del desarrollo industrial en Canarias?

 

- Quizás no sea la persona más preparada para dar una opinión certera sobre este asunto, pues no dispongo de datos actualizados de la situación, por lo que me limitaré a transmitir mis sensaciones sobre este tema. Creo que en Canarias no tenemos claros los objetivos. Nos incorporamos a negocios globales que por nuestra lejanía y fragmentación es imposible llegar a ser competitivos, pero que mediáticamente son bien vistos, y en cambio abandonamos o dejamos en manos externas aquellos que por las características de nuestro entorno hemos aprendido a dominar mejor que en los territorios continentales.

Tengo la sensación que hemos politizado demasiado las implantaciones industriales, pues en función de nuestras ideas políticas parece que debemos permitirlas o bloquearlas, independientemente de cómo estén planificadas. Generalizamos olvidando el rigor del análisis, posicionándonos sin estudiar con detalle cada proyecto.

Por otro lado, creo que cada vez marginamos más al pequeño industrial, al que ponemos las mismas condiciones, que aquellos que quieren desarrollar una industria de grandes dimensiones, incluso las limitaciones al primero son más exigentes pues es más fácil controlarlo. El criterio de escala cada vez lo usamos menos, y en cambio entre el blanco y el negro la variedad de grises es grande.

También pienso que estamos basando todo en el desarrollo digital, que está muy bien, pues permite velocidades de procesamiento de información inmensas y con ello todas las ventajas que trae, pero por otro lado nos impide adquirir conocimientos profundos. Debemos seguir apostando también por lo analógico, pues implica conocer los procesos a fondo, y esto es lo que único que nos permitirá crecer de verdad.

 

 

- ¿Algún día llegará a convertirse Canarias en un ejemplo de emprendeduría e innovación industrial o esto no está en el ADN de los canarios?

 

- Canarias tiene que aprovechar sus hechos diferenciales para utilizarlos como ventajas competitivas en el sector industrial. Hay que competir exclusivamente dónde podemos hacerlo, pues nuestro territorio es reducido y sólo tiene sentido implantar aquello que nuestras características naturales lo favorecen.

Por ejemplo nuestros sistemas eléctricos aislados, sobre los que tenemos un conocimiento técnico muy valioso, demostrando, con niveles de disponibilidad muy altos a pesar de la fragilidad de los mismos, que hemos aprendido a controlarlos dando una importante estabilidad a nuestras redes eléctricas, es exportable a otras regiones del mundo que tienen sistemas parecidos. 

No creo que sea cuestión de genes, sino de centrar nuestros esfuerzos, de dar valor a aquello que por haberlo hecho siempre olvidamos, y  de buscar soluciones a nuestros procesos, que están condicionados por el territorio, aplicando técnicas distintas para reducir las distancias con los que se producen en terrenos más favorables.

Se trata por tanto de posicionar a los que pueden planificar aquí, pues serán capaces de hacer propuestas adecuadas a las islas, permitiendo no adoptar soluciones estándar que no nos dan ventajas competitivas respecto a lo que se hace fuera.

 

 

- Alguna petición que quisiera expresar dirigida a las administraciones públicas o  a algún sector específico sobre la posibilidad de aprovechar el potencial que tiene la ingeniería técnica industrial en Canarias

 

 

En opinión de Germán Carlos, “hay que mirar a la industria bien planificada como unos de los elementos esenciales para mejorar nuestra sociedad. Pues de la buena organización industrial salen profesionales con mucho conocimiento técnico, que a su vez generan muchas inquietudes de mejora en todos los aspectos de la vida, y ello termina produciendo progreso”.

 

 

- La petición me gustaría hacerla a la sociedad canaria en general.  Debemos promover la diversificación razonable de nuestro sector industrial, pues permitirá reducir costes de externalización en nuestra primera industria, el turismo, y ello redundará en que ésta siga siendo un motor competitivo en el mundo. Y para ello tenemos que aprovechar los conocimientos de quienes se han formado y trabajan diariamente con los condicionantes que nuestro entorno tiene.

 

 

Hay que mirar a la industria bien planificada como unos de los elementos esenciales para mejorar nuestra sociedad. Pues de la buena organización industrial salen profesionales con mucho conocimiento técnico, que a su vez generan muchas inquietudes de mejora en todos los aspectos de la vida, y ello termina produciendo progreso.

 

 

 

- ¿Un reto profesional por realizar?

 

 

- Mis retos están en el día a día, en hacerlo mejor no sólo para seguir siendo competitivos en el mercado, sino también para satisfacer mi ilusión diaria de actuar siempre con profesionalidad.


5 de junio. Día Mundial del Medio Ambiente. ¿Sabes cuánto contaminas?

 

 

 



Construcciones CAMAN 
 
 

 



Plusultra

 

 

Contáctenos

  • Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
  • Website: http://www.canariascnnews.com