Usted está aquí: HomeESPECIALESInnovadores“El COGITITF y la sociedad civil deberían tener una participación activa en la puesta en valor del Patrimonio Industrial canario”

“El COGITITF y la sociedad civil deberían tener una participación activa en la puesta en valor del Patrimonio Industrial canario” Destacado

Publicado en Innovadores
Valora este artículo
(5 votos)
Intervención de Abel Cedrés en el programa ‘Buenos Días Canarias’ de TV Autonómica Canaria, explicando las claves para entender el nuevo recibo de la luz tras el cambio normativo que tuvo lugar en marzo de 2014. Intervención de Abel Cedrés en el programa ‘Buenos Días Canarias’ de TV Autonómica Canaria, explicando las claves para entender el nuevo recibo de la luz tras el cambio normativo que tuvo lugar en marzo de 2014.

 

 

La vida del ingeniero técnico industrial tinerfeño Abel Cedrés no es convencional. Sus opiniones tampoco. “Los profesionales deben afrontar sin complejos la situación actual. Sin esperar ningún trato de favor de las administraciones”. Coordinador del equipo de mantenimiento encargado de la puesta en marcha de la Terminal Methanier de Dunkerque LNG en Francia --la obra industrial en construcción más grande de Europa--, Cedrés lo que piensa lo dice con convicción pero también con advertencia. “Los técnicos de las administraciones deberían valorar el nivel formativo y profesional de los ingenieros canarios”. A la pregunta sobre las trabas que puede encontrar un recién graduado en el mercado laboral, responde sin rodeos: “la universidad como las empresas deben conectarse entre sí y tender puentes para integrar a los jóvenes en el campo profesional.

 

 

 

CanariasCNNews

 

 

Natural de Santa Cruz de Tenerife y con más de 20 años de ejercicio profesional a sus espaldas, Abel Cedrés es ingeniero Técnico Industrial e Ingeniero Técnico en Telecomunicaciones.

 

A pesar de su dilatada trayectoria y de ser un canario con acreditadas posibilidades de prestigio en la profesión y la innovación a nivel europeo, Cedrés es casi un desconocido en su tierra. Pero poco le preocupa esto. Es más, sus inquietudes nunca han dejado en materializarse en resultados concretos. Tiene un máster en Energías Renovables y otro en Instalaciones Industriales en Edificación.

 

Tras desplegar una extensa experiencia en diferentes empresas canarias y en proyectos de cooperación internacional con el Cluster RICAM, destacando la primera microcentral híbrida eólica-solar en Cabo Verde, para abastecer a una aldea de 500 personas con energía 100% renovable, Abel Cedrés está convencido de que el mejor camino para que los ingenieros técnicos industriales colaboren con el desarrollo de Canarias es permitir que aporten sus conocimientos en el sector de las energías renovables y en el tratamiento, depuración y desalación de aguas.

 

Actualmente, Cedrés es coordinador del equipo de mantenimiento encargado de la puesta en marcha de la Terminal Methanier de Dunkerque LNG en Francia, la obra industrial en construcción más grande de Europa y una de las plantas regasificadoras más importantes del mundo.

 

 

¿Cómo y cuándo te enganchó el mundo de la ingeniería técnica industrial?

"Desde joven me apasionaba la idea de ser ingeniero. Sin duda el ejemplo de mis dos abuelos fue influyente. Uno de ellos, Antonio, era gerente de la Fábrica de Tabacos Antillana. Aun guardo recuerdos de alguna visita a las instalaciones de la vieja industria tabaquera. El otro abuelo, Francisco, era propietario de un taller de niquelados y galvanizados a la par que radioaficionado desde la época de la guerra civil. De hecho, fue fundador de la Unión de Radioaficionados Españoles URE, en el año 1949. Así que durante mi infancia tuve en ellos ejemplos de profesiones ligadas a entornos industriales y la electrónica.”

 

Estudié Ingeniería Técnica de Telecomunicaciones, trabajé para el departamento de Instrumentación y Analizadores de la Refinería Cepsa de Santa Cruz de Tenerife. En ese ambiente decidí finalmente abordar la Ingeniería Técnica Industrial. Tuve que organizarme bien para compaginar el trabajo con el estudio y finalmente pude cumplir ese anhelo.

 

 

¿En qué empresa trabajas actualmente y qué responsabilidades asumes?

Trabajo para SENER como Ingeniero de Pruebas y Comisionado en la fase de Puesta en Marcha de la Terminal Methanier de Dunkerque LNG en Francia, propiedad de EDF, FLUXIS y TOTAL.

 

La terminal de regasificación de Dunkerque es la segunda terminal de GNL más grande de Europa Continental y es la única en Europa que está directamente conectada a dos mercados de consumo: Francia y Bélgica. Llevó tres años de construcción y actualmente ha estado durante el último año y medio en su fase de pruebas y puesta en marcha.

 

Dunkerque LNG posee una capacidad anual de regasificación de 13.000 millones de m3, lo cual representa más del 20% del consumo de gas natural francés y belga.

 

Vea los siguientes enlaces de interés sobre la terminal de regasificación de Dunkerque (Francia)

 

https://www.edf.fr/en/the-edf-group/industrial-provider/production-map/dunkerque-lng-terminal/introduction

 

http://www.gnlglobal.com/noticias/terminal-frances-dunkerque-lng-inicia-operaciones-comerciales/

 

Terminal de regasificación de Dunkerque, la segunda más grande de Europa Continental y  la única en el viejo continente que está directamente conectada a dos mercados de consumo: Francia y Bélgica.

 

 

A tu juicio, ¿cuál es la situación actual de la Ingeniería Técnica Industrial en Canarias?

Se encuentra en estado latente. La profesión libre tuvo mucha actividad pero ahora resulta mucho más complicado. Sectores en pleno desarrollo, como las energías renovables, se vieron frenados desde el 2012 por los sucesivos decretos del Gobierno de España. Destrozando el sector y el tejido empresarial que había en las islas dedicado a esta actividad.

 

La profesión también ha sufrido con la liberalización de la actividad, reflejándose en la sociedad un cierto descrédito que hay que corregir. En esto el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales de Santa Cruz de Tenerife (COGITITF) ha sido un baluarte que ha ejercido buen papel como garante y defensor de la profesión.

 

 

¿Por qué a un ingeniero recién graduado se le dificulta tanto encontrar trabajo?

Entre las principales dificultades destacaría un alto desconocimiento del sector profesional. La distancia entre la universidad y la sociedad es enorme. En esto, el Trabajo de Fin de Grado (antes proyecto de fin de carrera) puede ser la oportunidad perfecta para acercar ambos mundos.

 

En varias ocasiones he sido tutor externo de Proyecto de Fin de Carrera y Trabajo de Fin de Grado en la escuela de ingeniería civil e industrial, acogiendo a alumnos e integrándolos en los departamentos donde he trabajado. Recomiendo especialmente esta actividad por ser muy enriquecedora para todos los participantes: alumnos, profesores e ingenieros. Tanto la universidad como las empresas tienen la obligación de conectarse entre sí y tender puentes para la integración de los jóvenes graduados en el campo profesional.

 

 

¿Consideras que la profesión de ingeniero técnico industrial se encuentra en una fase de desarrollo en las islas? Si no es el caso, ¿existe alguna razón que se lo impide?

La profesión en las islas tiene posibilidades de desarrollo pero ahora mismo no se dan las condiciones para ello. El ingeniero industrial de futuro debe mirar hacia sectores que se desarrollen bajo el criterio de la sostenibilidad ambiental y económica.

 

La profesión fue básica en los dos periodos de mayor desarrollo económico que ha conocido nuestra sociedad moderna, las dos revoluciones industriales. Sin embargo, ambas fueran enormemente contaminantes para nuestro medioambiente. En ambos casos su desarrollo se basaba en una sostenibilidad económica de la explotación, sin tener en cuenta sus efectos a medio y largo plazo para nuestro entorno ambiental. Conseguimos un progreso a costa de sobreexplotar nuestros recursos y degradar el entorno.

 

Hoy no se concibe un desarrollo que no incluya la sostenibilidad ambiental entre sus características. Desde el diseño del producto industrial se deben tener en cuenta parámetros ecológicos, tal y como adelantara Victor Papanek en “Diseño para el mundo real” editado en 1971. Nuestra sociedad no puede seguir creciendo exponencialmente en un mundo con recursos finitos.

 

Estamos en los comienzos de una tercera revolución industrial, denominada así por el economista Jeremy Rifkin. Se apoya en los pilares de las energías limpias y en la sociedad del conocimiento. La sociedad se vuelve más horizontal, menos piramidal y donde la generación eléctrica, y la fabricación industrial en general, se realizaran de manera distribuida en lugar de concentrada. De nuevo, en esta revolución industrial los cambios técnicos están provocando un cambio de paradigma económico.

 

El ingeniero industrial que aproveche la virtud de polivalencia de nuestra profesión y se adapte a estos sectores de actividad, estará desarrollándose en el camino adecuado. La sostenibilidad ambiental del ejercicio de la profesión debe ser una característica fundamental. Tenemos que ser ejemplares y ennoblecer la profesión.

 

La Central Hidroeólica de Gorona del Viento, en El Hierro, ejemplo de investigación y desarrollo en materia de sostenibilidad y autoabastecimiento energético. La imagen muestra una visita realizada por cerca de medio centenar de miembros del Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales de Santa Cruz de Tenerife, entre los que se encontraba Abel Cedrés, con el fin de conocer de primera mano el funcionamiento de una central que es ya un referente mundial en la materia.

 

 

Desde tu experiencia, ¿cómo puede apoyar la sociedad civil a una institución de tanto mérito como el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales de Santa Cruz de Tenerife?

Animaría al Colegio a trabajar en varios aspectos, uno de ellos podría ser jugar el papel como promotor de la conexión entre la universidad y la sociedad. Impulsando que los alumnos de ingeniería desarrollen su trabajo de fin de grado en el seno de una empresa en estudios de ingeniería.

 

El Colegio también podría liderar la conducción de los colegiados hacia el entorno de la  tercera revolución industrial. Tanto en el plano formativo y de reciclaje como en visualizar a la sociedad civil que la profesión del ingeniero técnico industrial es ejemplarizante y está comprometida con la sostenibilidad ambiental.

 

Otra línea de conexión entre la sociedad civil y el Colegio podría ser la participación activa en la recuperación, conservación y puesta en valor del Patrimonio Industrial. En las islas tenemos vestigios de actividad industrial que están olvidados y abandonados por la Administración. Necesitamos recuperarlos y mostrarlos a la sociedad como lecciones de esfuerzo e innovación llevados a cabo por las anteriores generaciones de ingenieros canarios. Ejemplos como los desarrollados por los hermanos Isidoro y Eduardo Sánchez rescatando de archivos y de la memoria ciudadana las estructuras hidráulicas y eléctricas de La Orotava y presentando su tramitación como BIC. Instalaciones que proporcionaron, hace 123 años, la primera energía eléctrica en la Isla de Tenerife.

 

 

Tu currículo te avala como consultor en temas energéticos. ¿Qué futuro ves en el ámbito de las energías renovables en Canarias?

Canarias dispone de un recurso eólico y solar de altísima calidad por tanto la explicación de la pésima situación actual solamente se puede justificar debido a ineptitud política. Los errores han venido tanto del gobierno autonómico como del gobierno estatal en diferentes periodos de mandato. Una mezcla explosiva de pifias e incompetencia desde 2003 hasta hoy que reflejan el triste momento presente de las EE.RR. en Canarias. Un ridículo porcentaje de presencia de energías limpias en el mix energético canario.

 

La independencia energética del exterior podría ser muchísimo mayor y seríamos más inmunes a la variabilidad de los precios del petróleo. En la actualidad el presupuesto de generación eléctrica en Canarias arroja un sobrecoste de casi 3 millones de euros al día respecto al precio de generación peninsular. Es una alta factura energética que resta recursos económicos que podrían ser destinados a otras partidas de gasto.

 

A partir del proyecto europeo Adapt-renovable surgieron en los años 90 muchas empresas de ingeniería e instalación que formaron un interesante conjunto que junto con la creación de los organismos de investigación canarios, ITC e ITER, auguraban un futuro prometedor. Ahora este tejido ha sido destrozado, quedan solamente algunas empresas y una actividad residual en los organismos de investigación que acaparan para sobrevivir la mayoría de los fondos europeos de investigación.

 

Abel Cedrés durante la presentación en la sede del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales de Santa Cruz de Tenerife de la obra “La Orotava Energética”, de los autores Isidoro Sánchez y Eduardo Sánchez, fruto de un arduo trabajo de documentación histórica y entrevistas de campo que recogen la historia de un patrimonio hidráulico-industrial de extraordinaria riqueza, jamás investigado, cuya infraestructura fue capaz hace 120 años de generar luz eléctrica en La Orotava a través de energías limpias.

 

 

España tiene el reto de generar en 2050, el 50% de su electricidad con fuentes limpias. ¿Se están preparando las condiciones para cumplir con ese objetivo?

Es posible pero inalcanzable si desde hoy no se empiezan a tomar las decisiones adecuadas para alcanzar ese objetivo. Resulta muy fácil prometer hitos a tan largo plazo. Probablemente para entonces muchos de los políticos no estarán aquí. La mentalidad de planificación del político de hoy no supera los 4 años. La realidad actual nos está mostrando que no se toman decisiones orientadas a cumplir los plazos y los diferentes planes energéticos han sido incumplidos ampliamente.

 

 

Coalición Canaria apostó en su programa electoral por las energías renovables en su envite por un modelo más sostenible en las islas. ¿Ha cumplido con sus promesas?

Basta consultar la web de red eléctrica para constatar que no se ha mejorado la generación de energía eléctrica limpia en Canarias. Los nuevos parques eólicos son una simple mejora testimonial de la situación actual. La última planificación energética del archipiélago terminó en 2015 con elevadas cifras de incumplimiento. La nueva planificación no está aún en vigor. En este aspecto estamos a la deriva, sin rumbo trazado hacia la independencia energética del archipiélago.

 

El gobierno canario debería también trabajar en la sensibilización del alto precio de la generación de energía eléctrica  y promover el ahorro y la eficiencia energética. Los canarios deberíamos ser la comunidad más eficiente y ahorradora de electricidad. Si el Estado no pone remedio al desajuste económico del sobrecoste habría que buscar fórmulas competenciales para planificar, organizar y desarrollar el sistema eléctrico canario consiguiendo soluciones que nos lleven hacia la mayor independencia energética posible del exterior.

 

Abel Cedrés (primera fila, segundo por la derecha) durante el trascurso de una jornada del proyecto piloto del Laboratorio Agroecológico de Sostenibilidad (LASOS), iniciativa enmarcada dentro del proyecto Tenerife tres-i del Cabildo de Tenerife y que pretende fomentar la agroecología en el suelo rústico.

 

 

¿Deberían tener los Ingenieros Técnicos Industriales mayor protagonismo en el desarrollo económico e industrial de Canarias?

El plano energético es importantísimo en el desarrollo del archipiélago pero en otros sectores también se puede aportar el conocimiento de la profesión. Debemos potenciar aquellos campos donde tenemos el conocimiento y la experiencia para tratar de exportarlos como por ejemplo en el tratamiento, depuración y desalación de aguas.

 

 

¿Crees que las administraciones públicas están valorando el potencial de profesionales que hay aquí?

Me parece que los profesionales de aquí deben afrontar sin complejos la situación actual. Sin esperar ningún trato de favor de las administraciones. También creo que los técnicos de las administraciones valoran el nivel formativo y profesional de los ingenieros canarios.

 

De izda. a dcha: Antonio Cabrera (portavoz de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético para Canarias), Celestino García (ingeniero de Minas y jefe de Proyectos Técnicos de Investigación del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), Roque Calero (Dr. Ingeniero Industrial, Catedrático de Universidad en el Dpto. de Ingeniería Mecánica de la ULPGC. y ex director del Centro de Investigación en Energía y Agua y del Departamento de I+D del Instituto Tecnológico de Canarias), Jorge Morales (consultor y  director general de GeoAtlanter) y Abel Cedrés.

 

 

¿Por tu formación como ingeniero polivalente, ¿qué le falta a Canarias para despuntar desde el punto de vista industrial?

Para que una sociedad despunte en un aspecto concreto es necesario que existan iniciativas individuales de mejora y desarrollo del conocimiento. El industrial debe buscar sus oportunidades dentro de los sectores económicos de Canarias. La fabricación distribuida apoyada en actividades innovadoras y vinculadas a la economía creativa son espacios donde la profesión puede desarrollarse.

 

 

¿Dónde recomendarías que fueran los futuros ingenieros técnicos industriales?

Nuestro entorno natural de exportación de conocimiento está en West África. Así que la recomendación sería formarse en idiomas y entorno de proyectos multiculturales.

 

 

¿Qué consejos le darías a un ingeniero técnico industrial que no se plantee salir de las islas y que quiera quedarse en Canarias?

Si un ingeniero profesionalmente no se plantea salir de las islas recomiendo que al menos siga el “Decálogo para desinsularizar las mentes” del escritor Pablo Martín Carbajal.


5 de junio. Día Mundial del Medio Ambiente. ¿Sabes cuánto contaminas?

 

 

 



Construcciones CAMAN 
 
 

 



Plusultra

 

 

Contáctenos

  • Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
  • Website: http://www.canariascnnews.com