Usted está aquí: HomeESPECIALESProtagonistasHumboldt, de moda

Humboldt, de moda

Publicado en Protagonistas

 

 

Con ocasión del natalicio de Alejandro de Humboldt, celebrado el 14 de septiembre de 1769, Isidoro Sánchez hace justicia con este interesante artículo al célebre biólogo, humanista, geógrafo y astrónomo prusiano, que de figura olvidada de la historia de la ciencia ha pasado a ser considerado como el último científico universal.

 

 

Isidoro Sánchez García (*)

 

 

En estos días de septiembre, Alejandro de Humboldt está de moda. Quizás por la proximidad de la efeméride de su nacimiento, el 14 de septiembre de 1769, o por los libros y artículos que se anuncian en los medios de comunicación.

 

Lo cierto es que a Humboldt le gustaba viajar. Por Europa y América, también por Asia, ya que se adentró por los Urales hasta alongarse sobre China. La naturaleza le llamaba la atención, la gea y la bio. Los minerales, las plantas y los animales. También su interés enciclopédico por los recursos naturales y lo mismo con los culturales. La geografía, la descripción de la tierra le animaba constantemente.

 

Particularmente en los continentes de Europa y América donde los volcanes y sus orígenes le volvieron loco, sobre todo cuando subió al Pico del Teide, en Tenerife, en junio de 1799, en las islas Canarias, cuando iniciaba su viaje a las regiones equinocciales del nuevo Continente, que siglos antes se había encontrado su admirado almirante genovés Cristóbal Colón. Curiosamente había partido el 6 de septiembre de 1492 de La Gomera, otra isla del archipiélago canario, en la que se avitualló de agua y carnes, antes de adentrarse en el océano Atlántico y construir un puente espiritual de largo alcance, el mayor del planeta Tierra, sobre un manto de aguas azules.

 

El estudio comparativo que hiciera el joven Humboldt cuando conoció las tierras y las aguas de América, junto a su amigo el médico y botánico francés, Aimé Bonpland, sirvió de base y fundamento para la geografía moderna.

 

Para los cubanos fue el segundo descubridor de su isla, tal como se puede leer en la fachada de la universidad berlinesa que lleva el nombre de los hermanos Humboldt, en la capital de Alemania. Incluso solicitaron que le nombraran ciudadano cubano.

 

Humboldt, además de geólogo y geógrafo fue botánico y zoólogo, aventurero y ecólogo, por cuanto relacionaba los seres vivos con el medio físico en el que vivían.

 

En Canarias descubrió la violeta del Teide entre la piedra pómez, cambió de opinión respecto al origen de los volcanes y apostó por el plutonismo, descubrió los pisos de vegetación hasta el punto que dictó la primera lección académica  de geobotánica en el valle de Taoro.

 

Además de los ecosistemas a Humboldt le interesaban los Derechos Humanos, la esclavitud y la independencia de los pueblos. Tuvo buenos amigos, como Schiller y Goethe, Bonpland y Berthelot, y admiradores como Charles Darwin y Ernest Haeckel. En los países que visitó dejó un importante legado en fundaciones y asociaciones. y admiradores como Telesforo Bravo y Wolfredo Wildpret, entre otros.  

 

 

(*) Vicepresidente de la Asociación Cultural Humboldt en Tenerife, Islas Canarias


5 de junio. Día Mundial del Medio Ambiente. ¿Sabes cuánto contaminas?

 

 

 



Construcciones CAMAN 
 
 

 



Plusultra

 

 

Contáctenos

  • Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
  • Website: http://www.canariascnnews.com