Usted está aquí: HomeMIRADORInternacionalEl pulso entre las dos Coreas inquieta a la comunidad internacional

El pulso entre las dos Coreas inquieta a la comunidad internacional

Publicado en Internacional
Valora este artículo
(0 votos)

Por Canarias Cultura & Negocios

Según ha informado este martes el servicio oficial de noticias norcoreano KCNA, Corea del Norte volverá a poner en marcha todas sus instalaciones nucleares, incluido el reactor nuclear de Yongbyon, que lleva cerrado desde 2007. Las relaciones entre  Pyongyang y Seúl se han puesto al rojo vivo desde que el presidente norcoreano, Kim Jong-un, declarase el despliegue de misiles y el estado de guerra al país vecino en respuesta a las maniobras militares de Seúl y EEUU. Por su parte, la nueva presidenta de Corea del Sur, Park Geung-hye, ha advertido a su homólogo coreano que “si se produce cualquier provocación contra Corea del Sur o su gente, habrá una respuesta contundente en un combate inicial sin tener en cuenta consideraciones políticas”, ha dicho en una reunión con el ministro de Defensa, Kim Kwan-jin, y otros responsables de seguridad. La península coreana se encuentra inmersa en una espiral de tensión desde que Corea del Norte lanzara un cohete a finales del pasado año, que según Estados Unidos y sus aliados, fue la prueba de un misil balístico.

 

Copiando la estrategia de su abuelo Kim Il Sun de desarrollar una política exterior para llamar la atención de Occidente, equidistante entre Pekín y Moscú y destinada a aislar a Corea del Sur, Kim Jong-un ha dado un paso más en su estrategia belicista tras declarar el estado de guerra” contra Seúl. "Desde ese momento, las relaciones Norte-Sur han entrado en estado guerra y todas las cuestiones que surjan serán abordadas en consecuencia”, asegura un comunicado firmado por el Gobierno y el Partido de los Trabajadores de Corea, difundido por la agencia oficial norcoreana KCNA.

 

Heredero de la única dinastía comunista del mundo -junto a la cubana-, que su padre Kim Jong-Il convirtió en una amenaza nuclear tan hermética como arruinada, Kim Jong-un ha querido dar un golpe de efecto en la escalada de retórica puesta en marcha por su régimen, en respuesta a los ejercicios militares conjuntos que están llevando a cabo Estados Unidos y Corea del Sur en la región y a las sanciones impuestas por la ONU por la prueba atómica que ejecutó el 12 de febrero pasado.

 

Con la paranoia fácil del perseguido, típica de los regímenes comunistas, Corea del Norte ha esgrimido ante el mundo su indudable capacidad de fabricación de armas nucleares, tras llevar a  cabo el pasado mes de febrero la tercera y más potente prueba nuclear subterránea de su historia, a pesar de las advertencias de la comunidad internacional.  Trampa y amenaza, probablemente, al mismo tiempo. Por una parte, Kim Jong-un tal vez intente parapetarse tras el terror atómico por si alguien pudiera sentir la tentación de liquidar su régimen aislado y despótico gobernado por un representante de la tercera generación dinástica, de quien se desconoce que prefiera más, si defender el acceso al último bastión marxista-leninista en el Asia septentrional o echar un pulso a Occidente para negociar una posible permanencia del régimen y de la pervivencia de la dinastía de déspotas de Pyongyang.

 

Escepticismo y prudencia para solucionar este histórico conflicto

Si bien la declaración sigue el ritual de fuerza que ha utilizado Corea del Norte en los últimos 50 años, en la medida que los dos países se encuentran técnicamente en guerra después que el conflicto de Corea (1950-1953) se ultimara con un alto al fuego que nunca se llegó a concretarse en un tratado de paz definitivo, algunos analistas consideran la necesidad de fiscalizar, hoy más que nunca, las pretensiones nucleares y belicistas de Kim Jong-un, como un objetivo legítimo y necesario de la comunidad internacional. En un conflicto en el que Estados Unidos aparece como aliado de Corea del Sur, aunque intenta obrar como un razonable representante de los intereses de todos. Mientras que Tokio, Pekín y Moscú opinan que hay un margen de negociación para lograr ese fin, sin tener que poner a Corea del Norte contra las cuerdas.

 

Sin embargo, el activismo político y militar reivindicado por Kim Jong-un ha vuelto a revelar la fragilidad de la región, en la que Corea del Norte está considerada por los expertos en política exterior como la mayor amenaza a la paz mundial. De ahí que un cierto aire de escepticismo y prudencia resurja en este viejo conflicto respecto a la posibilidad de que se acuerden resoluciones enérgicas, teniendo en cuenta que las iniciativas para disminuir la tensión en ambas Coreas han sido frecuentes en los últimos años, pero todas ellas se han saldado sistemáticamente con el fracaso.

 

Los pronósticos advierten que junto con el tema de la reunificación, el régimen norcoreano tiene el problema de la presencia de un joven líder, quien con tan sólo 30 años dirige el país con ayuda de la vieja guardia de las guerras contra Japón y los norteamericanos, a los que se ha sumado una selecta tecnocracia formada en la fidelidad al partido, a su padre y abuelo, ya fallecidos. Hasta el momento, la esencia autocrática del régimen ha permitido encausar, sin que la sangre llegase al río, las provocaciones a Occidente y a la vecina Corea del Sur. Pero, pocos se aventuran a pronosticar en qué puede desembocar esta amenaza en manos de un inexperto general de cuatro estrellas, llegado al poder por la fuerza del nepotismo, en medio de un clima tremendamente conflictivo e inestable en la política interna del país.

 

La necesidad de reanudar el tratado de paz entre las dos Coreas es lo que debe mover a las potencias implicadas, y sobre todo al Consejo de Seguridad de la ONU que ya ha condenado la amenaza nuclear norcoreana. En este sentido, el ejercicio de la diplomacia debería imponerse a este dictadorzuelo de turno para que abandone su aventura belicista, convincentemente fiscalizado por los organismos internacionales competentes.

 

 

Visto 763 veces

5 de junio. Día Mundial del Medio Ambiente. ¿Sabes cuánto contaminas?

 

 

 



Construcciones CAMAN 
 
 

 



Plusultra

 

 

Contáctenos

  • Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
  • Website: http://www.canariascnnews.com