Usted está aquí: HomeVIDEODoña Valentina de Sabinosa, la voz que arrullaba a los herreños

Doña Valentina de Sabinosa, la voz que arrullaba a los herreños

Publicado en Video

Por Canarias Cultura & Negocios

 

El vídeo muestra imágenes del programa "Tenderete" de TVE en Canarias, grabado en 1973, en el que su presentador, Nanino Díaz Cutillas, consiguió reunir a un conjunto de voces privilegiada, con sabor a tierra y a lamento isleño, que representan lo más genuino del folclore canario de cada una de las siete islas del archipiélago.

 

Por la isla de El Hierro actuó, nada menos que doña Valentina Hernández Rodríguez, "la de Sabinosa", a quien podemos escuchar interpretando el típico "Baile del vivo":

 

Arriba arriba, flor de las flores / que yo me muero por tus amores. / Salen del Morro, van pa´la Habana, / cinco navíos y una tartana. / Arriba arriba, arriba iremos, / que en allegando, descansaremos. / Tu legartillo, yo perenqué, / si tu estás gorda, Yo estoy también. / Hapa la Hapa, paloma mía, / hapa la hapa, que viene el día. / El baile del vivo no lo se bailar, / que si lo supiera ya estuviera ya.

 

Doña Valentina popularizó varios temas, además del ya citado “El Baile del Vivo”, como son “El Tango Herreño”, “La Meda”, “El Conde de Cabras” y, por supuesto, “El Arrorró Herreño”.

 

Gracias al legado de doña Valentina se ha podido conservar la herencia cultural del pueblo herreño, toda vez que por la ausencia de partituras y grabaciones que mantuvieran vivo el acervo cultural, la conservación de la música popular dependía de la transmisión oral de padres a hijos.

 

De ahí que el arte de doña Valentina significó para los investigadores el descubrimiento de ritmos y géneros del folclore que se creían perdidos para siempre pero que se mantenían vivos en los cánticos de los mayores de algunos de los pueblos más apartados de la geografía insular.

 

Doña Valentina nació en 1889 en el seno de una familia campesina y desde pequeña fue muy observadora de los cantos y bailes tradicionales que se realizaban en su entorno. Por ello, y a pesar de no haber tenido la oportunidad de aprender a leer ni escribir, gracias a su capacidad de memorización pudo trasmitir toda la pureza y misterios del folclore herreño.

 

Fue durante muchos años comadrona, una tarea de vital importancia en la época, pero también trabajó durante 22 años junto a su marido, Esdras Ortiz atendiendo las fuentes del Pozo de la Salud de Sabinosa, emblemático lugar de aguas mineromedicinales donde los enfermos, entre aguas terapéuticas y tratamientos termales, escuchaban un legado de siglos, en la voz de la señora que los atendía.

 

Doña Valentina era una excelente tamborilera y cantadora, que enseñaba a los jóvenes los cantos y bailes de su isla. Su ejemplo es único en la historia de la música tradicional canaria.

 

Video El baile del vivo

 

 

Visto 3808 veces

5 de junio. Día Mundial del Medio Ambiente. ¿Sabes cuánto contaminas?

 

 

 



Construcciones CAMAN 
 
 

 



Plusultra

 

 

Contáctenos

  • Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
  • Website: http://www.canariascnnews.com