Usted está aquí: HomeESPECIALESProtagonistasMuere Andrej Wajda, figura clave del cine mundial

Muere Andrej Wajda, figura clave del cine mundial

Publicado en Protagonistas

 

 

Intelectual comprometido con la libertad, el director de cine polaco, Andrej Wajda, falleció el pasado domingo, a los 90 años en Varsovia. Autor de clásicos como “Cenizas y Diamantes”, “El hombre de mármol” o “La casa de las moscas” está considerado uno de los realizadores fundamentales del cine europeo de las últimas cinco décadas. Miembro de la legendaria generación de directores de los países ex comunistas de Europa que alzaron su voz contra el totalitarismo soviético, Wajda murió con el reconocimiento unánime del mundo del cine, sin haber hecho concesiones ni en su arte ni en su vida.

 

 

 

Elías León Talavera (*)

 

El pasado domingo, murió en Varsovia, uno de los más grandes directores de nuestra época, a la edad de noventa años. Es indiscutible que tuvo una larga vida, en la que dejó una obra imperecedera en el llamado séptimo arte.

 

El balance de su obra lo sitúa entre los mejores directores de cine a partir de la década de los años 50 del pasado siglo, hasta nuestros días. Para desarrollar su carrera necesitó una gran dosis de valor, si se tiene en cuenta que en la Polonia en la que vivió y trabajó la mayor parte del tiempo, no existía la libertad con la que contaron otros directores en países democráticos.

 

Precisamente, Wajda fue un creador que siempre despertó la polémica. Recuerdo, en la lejana y a la vez cercana Cuba, cuando asistí a la proyección de su película “Cenizas y Diamantes”. El ‘comisario’ de la Unidad Militar en la que me alistaron durante aquellos años, no dudó en calificarla como la historia de un contrarrevolucionario. Se trataba de un calificativo lapidario, en la que el personaje era interpretado por el gran actor polaco, Zygnieb Cybulsky, quien falleciera unos años después en un accidente de tren.

 

Ei filme, que recoge un trozo importante de la historia de la Polonia de la Segunda Guerra Mundial y de sus consecuencias, destaca el papel y la participación de la resistencia polaca no comunista, en las alcantarillas de la ocupada ciudad de Varsovia por las fuerzas del nazismo.

 

Una metáfora artística a la que era difícil mantenerse indiferente, ya que se trataba de un intelectual que se manifestaba políticamente a contracorriente de su época y que encajó un alud de censuras cuando denunció tempranamente los campos de concentración y el totalitarismo soviéticos en la mayoría de los países del bloque comunista. Por eso, “Cenizas y Diamantes” dejó en mí un montón de grandes inquietudes, que posteriormente me obligaron a tratar de conocer la historia de ese heroico país.

 

Quién mejor que Wajda, que había enfrentado a los nazis siendo aún un adolescente, para analizar esta etapa traumática en la historia polaca.  

 

Era evidente que lo que nos decía aquel comisario militar y que se enmarcaba dentro de la ideología oficial cubana, dejaba muchas lagunas en cuanto al análisis de la lucha llevada a cabo por los polacos de las distintas facciones que participaron en la cruzada contra los nazis. El calificativo de contrarrevolucionario, me sonó muy raro. Me pregunté: para ser contrarrevolucionario hay que luchar contra una revolución y ese hombre había luchado contra los nazis y aunque luego terminara matando por error a unos infelices y a un dirigente comunista, no significaba que se tratara de un hecho contrarrevolucionario, ya que en la Polonia resultante de la guerra no había una revolución, sino simplemente, se estaban dando los primeros pasos para implantar un régimen títere de la Unión Soviética.

 

Al calor de estas reflexiones, también me vino a la mente otra película del director polaco, “Katyn”, en la que esclarece los hechos de la masacre del bosque de Katyn, crimen sin comparación en la historia, cometido por los represores de Stalin, que actuaron bajo sus órdenes directas. Yo había leído un análisis de ese hecho en la revista “Selecciones Reader´s Digest”, que fue una de las pocas publicaciones que achacó el crimen a la entonces Unión Soviética, porque nadie quería disgustar a los “camaradas” soviéticos que habían culpado a los nazis de asesinar a 20.000 polacos, entre los que se encontraba su padre, oficial de caballería.

 

Me convertí en un admirador de las películas de Wajda y quedé muy impresionado por su versión cinematográfica de la novela de Stefan Zeromsky “Cenizas”, donde refleja de manera profunda y valiente la actuación de los soldados polacos, durante las guerras napoleónicas.

 

La crítica y el público se han encargado de reconocer la valentía de este realizador. Un buen ejemplo es su filme “Danton”, en la que Wajda muestra en su verdadera dimensión a personajes que durante la denominada Revolución Francesa, cometieron tantos crímenes, que cuando no tuvieron “enemigos” a quienes guillotinar, se guillotinaron entre ellos, con los resultados que todos conocemos.

 

Recuerdo otros filmes como “Los Abedules”, “Paisajes después de la batalla”, “Todo para vender” y otros menos reconocidos, pero que demostraron una gran sensibilidad por la historia de Polonia.

 

Durante los años noventa en Cuba, asistía a un par de festivales de cine del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), donde pude ver de nuevo algunas de las películas mencionadas y pude disfrutar por primera vez “La Tierra Prometida”. Más tarde en España, encontré en Internet “Canal”, extraordinaria obra sobre la lucha de la resistencia polaca.

 

Pero de todas, confieso que la que más me ha impresionado de su filmografía es “Katyn”, una historia que no se puede ver, sin sentir la más fuerte repugnancia hacia aquellos que, sin necesidad, asesinaron a tantos polacos y que lejos de arrepentirse, negaron su participación en los hechos con todo el descaro que los caracterizaba, al extremo que Stalin rompió relaciones con el Gobierno polaco en el exilio por “mentir”. Tuve en mis manos una fotocopia del documento firmado por el mismísimo Stalin que Boris Yeltsin entregó, como un acto de desagravio, al pueblo polaco.

 

Hubo quien dijo que la muerte nos hace grandes, pero en el caso de Andrej Wajda, no ha habido que esperar a su muerte, para que fuera grande. Además de su extraordinaria carrera en el cine y en el teatro, luchó al lado de los valientes del sindicato “Solidaridad”, demostrando su amor por la libertad. Nuestro reconocimiento a quien ha jugado un papel tan importante en la historia contemporánea de Polonia.

 

 

 

(*) Abogado e historiador

 

 

Filmografía

  • “Pokolenie” (1954)
  • “Idę do słońca”, documental sobre Xawery Dunikowski (1955)
  • “Kanal” (1956)
  • “Cenizas y diamantes” (1958)
  • “Lotna” (1959)
  • “Niewinni czarodzieje” (1960)
  • “Lady Macbeth de Mtsensk” (1961)
  • “Samson” (1961)
  • “El amor a los veinte años”, segmento «Varsovia» (1962)
  • “Popioły” (1965)
  • “Todo para vender” (1968)
  • “Roly Poly” (1965)
  • “Przekładaniec” (película para TV, 1968)
  • “Las puertas del Paraíso” (1968)
  • “La caza de las moscas”(1969)
  • “El bosque de los abedules” (1970)
  • “Paisaje después de la batalla” (1970)
  • “Pilatos y los demás” (1971)
  • “La boda” (1973)
  • “La Tierra Prometida” (1974)
  • “La línea de sombras” (1976)
  • “El hombre de mármol” (1977)
  • “Sin anestesia” ( 1979)
  • “Las señoritas de Wilko” (1979)
  • “The Orchestra Conductor” ( 1980)
  • “El hombre de hierro” ( 1981)
  • “Danton” (1983)
  • “Un amor en Alemania” (1983)
  • “La Crónica de los incidentes amorosos” (1985)
  • “Proust contra la confiscación...”(1988)
  • “Los poseídos” (1988)
  • “Korczak” (1990)
  • “El anillo del águila coronada” (1992)
  • “Nastasja” (1994)
  • “The Holy Week” (1995)
  • “Miss Nobody” (1996)
  • “Pan Tadeusz” (1999)
  • “Wyrok na Franciszka Kłosa” (2000)
  • “Przerwane milczenie” (2002)
  • “La venganza” (2002)
  • “Katyn” (2007)
  • “El junco” (2009)
  • “Walesa, el hombre de la esperanza” ( 2013)

 

 

Reconocimientos más importantes:

  • “Arturo 1995” (a la figura más destacada del cine polaco, por el Museo Nacional de la Cinematografía)
  • Oso de Plata honorífico  (Festival de Berlín, 1996)
  • En 1997 fue reconocido miembro de la Academia de Bellas Artes de Francia.
  • León de Oro a su trayectoria. Festival Internacional de Cine de Venecia (1998)
  •  “El hombre de hierro” (Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes en 1981)
  • “Danton” (Nominada al César al mejor director, 1983)

 

Premios Óscar:

  • 1976       Mejor película de habla no inglesa         “Tierra prometida”         Candidato
  • 1981       Mejor película de habla no inglesa         “El hombre de hierro”    Candidato
  • 2000       Óscar Honorífico (Ganador)
  • 2008       Mejor película de habla no inglesa         “Katyn”                         Candidato

 

 

 

 


5 de junio. Día Mundial del Medio Ambiente. ¿Sabes cuánto contaminas?

 

 

 



Construcciones CAMAN 
 
 

 



Plusultra

 

 

Contáctenos

  • Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
  • Website: http://www.canariascnnews.com