Usted está aquí: HomeMIRADORInternacionalENRIQUE EL CUBANO

ENRIQUE EL CUBANO

Publicado en Internacional
Valora este artículo
(2 votos)

 

 

Enrique Rodríguez recibió el pasado domingo sepultura en Tenerife, isla desde la que defendía todos los días el legado de los miles de cubanos que desde hace décadas comenzaron a vivir en esta isla del archipiélago canario en la que se conservan como pocos lugares del mundo los históricos lazos afectivos con Cuba. Este es el obituario personal de Isidoro Sánchez.

 

 

Isidoro Sánchez (*)

 

A Enrique Rodríguez Martín le conocíamos en Tenerife como Enrique el Cubano. Era  hijo del tío Pancho y de Mimi Martín. El primero, hermano de la abuela Herminia y del tío Agustín; Mimi o Herminia procedía del Puerto de la Cruz, de la familia de los cubanos. Se conocieron en Cuba en las primeras décadas del siglo XX, fruto de la emigración canaria de entonces.

Unas vez casados se afincaron en san Antonio de los Baños, cerca del río Guaribanabo en provincia Habana, y el tío Pancho trabajó como capataz de una enorme quinta rodeada de plantas  de tabacos que ocupaban grandes caballerías. Allí les nacieron varias hijas, entre ellas Nena y Elsa,  y un hijo, Enrique. Cuando fuimos a Cuba por vez primera, en enero de 1985, mi madre disfrutó mucho cuando se acercó a la capital del cine y la ciudad del humor y conoció a la familia del tío Pancho que por entonces había fallecido, a los pocos años del regreso de Canarias, cuando volvió a La Orotava en 1955. Más tarde repetí en 1986 con María Luz y Juan José.

De la familia que conocimos sólo queda Elsa y está afectada por una grave enfermedad que le impide recordarnos. A pesar de su amor al régimen castrista, la familia se repartió por tres zonas muy relacionadas con Cuba: Estados Unidos de América y Canarias,  y otros se quedaron en la isla grande de las Antillas. Las balsas y los barcos se incorporaron al mundo  de las máquinas familiares del tío Pancho además de los coches y tractores, donde Enrique y su hijo Luis Enrique destacaron por el taller de reparaciones relacionadas con los motores de gasoil.

Aprovechando las negociaciones migratorias de USA y Cuba por los años de 1994 la familia de Enrique llevó a cabo una auténtica revolución donde aparecen Guantánamo y Panamá, con un exilio digno de ser reflejado en una  auténtica película. Algunos de los protagonistas son el hijo y la hermana de Enrique, Luis Enrique y Nena respectivamente.  

Nena fue captada el último día de la vigencia de la migración cuabnoamericabana cuando su esposo Elio vino a buscarlos a Cuba. Luis Enrique saltó de una balsa en el Caribe al campamento de Guantánamo, en el oriente de Cuba, donde se encontró con la tía Nena y  luego pasó a Panamá. Gracias a la Cruz Roja española se vino a Madrid, Sevilla y Tenerife, a  la isla donde nació su abuelo Pancho.

La familia de La Orotava le ubicó en la Villa y allí aprendió a caminar por la senda laboral de la isla con su joven familia que trajo de Cuba. Entonces Luis llamó a su padre y Enrique y su esposa Raquel se vienen de San Antonio de los Baños a los pies del Teide. Primero a La Corujera de Santa Úrsula y más tarde a San José en la parte alta de San Juan de la Rambla donde termina Enrique su última etapa vital, cerca de su hija Magdalena domiciliada en los Realejos. 

De vez en cuando Enrique y su esposa podían regresar de manera puntual a Miami donde reside parte de su familia. También su hija Magaliz y familia vinieron a verles a Tenerife. La última vez fue en el verano de 2016. Ya notaban que su padre y su madre estaban tocados de salud.  Por eso no me extrañó que una familiar común me avisara el 1 de enero de 2017 de la marcha de Enrique el Cubano a los cielos de Canarias. Curiosamente el mismo día que, hace 101 años, había nacido mi padre.  

No obstante le visitamos en el tanatorio de San Juan del Farrobo adonde le llevó su hija Magdalena y familia, junto a la iglesia en la que está enterrado un pariente nuestro de  la Villa de Arriba, Mateo González Grillo, quien a finales del siglo XVIII marchó a Cuba, amasó fortuna y regresó como indiano a la isla para donar de plata a su iglesia parroquial. Descansa en paz, Enrique.

 

 

(*) Pariente por línea materna.

 

 


5 de junio. Día Mundial del Medio Ambiente. ¿Sabes cuánto contaminas?

 

 

 



Construcciones CAMAN 
 
 

 



Plusultra

 

 

Contáctenos

  • Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
  • Website: http://www.canariascnnews.com